Cena romántica

5 regalos para sorprender a tu pareja

¿Tienes un cumpleaños a la vista? ¿Celebras una fecha especial en las próximas semanas? ¿Y todavía no tienes regalos con los que sorprender a tu pareja? Aquí acaba tu preocupación porque te vamos a dar algunas ideas para que triunfes con estos detalles que dejarán a tu chico / chica completamente anonadado.

  1. Cena romántica

Cena romántica

Con esto te aseguramos que triunfarás. Pero si además de que el restaurante sea romántico e íntimo buscas sorprenderla aún más, siempre puedes coger la Guía Michelín y seleccionar aquellos establecimientos que tienen algo de especial: su comida, su ubicación, su prestigio. ¡Nunca lo olvidará!

  1. Concierto

concierto

Si la persona a la que vas a sorprender con el regalo lleva esperando muchos años poder ver a su cantante o su grupo favorito, es el momento de que te gastes el dinerito en comprarle esa entrada que lleva añorando desde que era adolescente. Eso sí, hazte con ellas antes de que otros u otras fans histéricos te las quinten de las manos.

  1. Hotel con encanto

hotel con encanto

Pero si lo que quieres es que el agraciado con tu regalo pueda disfrutar de tu detalle durante varios días, sólo tienes que regalarle una estancia en un hotel con encanto y disfrutar durante un fin de semana de unas instalaciones únicas y pensadas especialmente para los más románticos. ¡Se derretirá!

  1. Joyas

joyas

Las joyas siempre son un buen filón si conoces bien los gustos de la persona que las recibirá. Hay marcas muy famosas que tienen todo tipo de detalles: pendientes, pulseras, relojes, collares… Si la destinataria del regalo es una mujer, te aseguramos que no te equivocas comprando joyas (y no siempre tienen por qué ser caras).

  1. Espectáculos deportivos

partido de tenis

Si tu pareja, tus padres o tus amigos son grandes aficionados a los espectáculos deportivos (fútbol, baloncesto, tenis, motociclismo…) seguro que no les defrauda que les regales unas entradas para ir a ese partido que siempre han querido vivir pero que por falta de tiempo o dinero nunca han podido disfrutar.