regalos-1-1000x288.jpg

Cuando no se sabe qué regalar, lo mejor es preguntar

Cuántas veces nos hemos visto en la tesitura de tener que regalar algo a una persona a la que no conocemos mucho y no se nos ocurre qué hacer… en ese caso siempre se suele salir del paso comprando algo general que pueda utilizar y que no nos comprometa demasiado.

Lo malo es cuando nos pasa esto mismo con una persona a la que conocemos y que nos importa regalarle algo que le guste realmente. En estos casos solemos empezar a buscar como locos por tienda tras tienda sin encontrar aquello que nos diga: ¡esto es!.

regalos

Realmente, lo mejor sería preguntarle a la persona si necesita algo o qué querría que le regaláramos, pero la idea de sorprenderle con un regalo inesperado pero, a la vez, ideal, suele poder más que nosotros y, al final, nos aventuramos a comprar aquello que nos ha dicho: ¡llévame a mí!

Los regalos hechos con amor

Tal vez acertemos, pero tal vez no… y seguramente nunca lo sabremos porque la persona “agraciada” con nuestro regalo no se atreverá a quitarlos la ilusión diciéndonos que no le gusta… mucha confianza hay que tener para ello y un acuerdo tácito de que se si no gusta se cambia por otra cosa y no pasa nada.

Así pues en todas las casas suele haber aquel jarrón que nos regaló la suegra o una tía y que no pega con el resto de la decoración, pero que no nos atrevemos a quitar para no ofenderla… o que solamente adorna el salón justo cuando va a venir la persona que lo regaló.

O aquel cuadro maravilloso que nos pintó con mucho amor un familiar, pero que si lo hubiéramos visto en una tienda nunca nunca lo habríamos comprado…. y por supuesto, la estrella de una casa que se precie: el juego de cristalería de exposición que nunca usas porque si se te rompe alguna no hay forma de encontrar repuesto.

Seguro que esto no lo tiene

Por si todo esto fuera poco, en las casas en las que se tiene mascotas el momento de abrir un regalo se suele convertir en el momento de abrir “otro regalo” relacionado con el tipo de mascota que se tenga.

Con lo que normal recibir, calendarios de animalitos, tazas con decoración de perros-gatos-jerbos-etc… Mil y una figurillas de perros o gatos, póster que no tienes intención de colgar y un sin número de pequeños detalles todos ellos relacionados con el mundo animal.

Por favor, en serio: pregunten antes de tener una “idea iluminada”… sus amigos y familiares lo agradecerán…